Chat with us, powered by LiveChat

Integrar recursos para Aprender en las Disciplinas

Las estrategias de estudio, el procesamiento de la información y el manejo del estrés son tópicos inescapables para cualquier estudiante universitario y, como docentes, podemos facilitar estos procesos implicados en la trayectoria formativa.

A continuación se presentan algunas actividades útiles para apoyar el proceso de aprendizaje en todas las disciplinas.

Apoyar la organización y planificación del estudio

El ingreso y tránsito por la vida universitaria requiere de soportes que faculten a los estudiantes para poder organizar y planificar de manera adecuada las actividades académicas. Bajo ese contexto, es indispensable que el estudiante encuentre los medios para ir cruzando tiempos, actividades y desafíos proyectándose en el contexto universitario de forma óptima.

Invite a sus estudiantes a consultar el video de Planificación y organización del estudio disponible en este sitio web. Para apoyarlos en el proceso de organización, puede considerar las siguientes acciones:

  • Presente la planificación de su cátedra a los estudiantes

Cuando presente su planificación semestral o anual, considere los objetivos y las metas a alcanzar en el corto y/o largo plazo. Ordene su presentación de modo que se visualicen las fechas programadas para el logro de los temas presentados.

Si fuera posible, y de acuerdo con el calendario académico, dé espacio para ordenar las fechas de evaluaciones, siempre escuchando la opinión de los actores involucrados (los estudiantes). No olvide señalar periodos de cátedras o controles, especificar si habrá controles sorpresa, presentaciones, entregas de trabajos o actividades en terreno si es que las hay, entre otros.

  • Comparta los recursos necesarios para enfrentar el estudio

Señale un listado de materiales (como libros, tutoriales, guías, artículos de internet u otros) que sea relevante para alcanzar los objetivos propuestos. Indique cuáles de ellos son obligatorios y cuáles son optativos. Indique de manera clara dónde conseguir estos recursos y, de ser estos digitales, facilite su acceso mediante links o subiéndolos a la plataforma del curso.

  • Adelante los temarios antes de cada evaluación

Señale con tiempo, antes de las cátedras, el temario correspondiente a las evaluaciones. De esta manera, el estudiante podrá ordenar sus momentos y organizar sus materiales para contar con ellos al momento de estudiar. Además, indique cómo se llevará a cabo el control (por ejemplo, indicando si es prueba de respuesta directa, o mezclará ítems variados, integrando también respuestas breves). De esta manera, el estudiante sabe de mejor forma cómo preparar la prueba.

  • Contemple horarios de atención a estudiantes

Defina su disponibilidad para atender consultas o revisar calificaciones de sus estudiantes, ya sea de manera virtual (por correo electrónico) o, preferentemente, en su oficina. Aclare si es necesario concertar previamente una cita o si es posible asistir espontáneamente al espacio de atención.

Apoyar los procesos de estudio

Usted puede ayudar a que sus estudiantes enfrenten de manera sistemática y productiva las instancias de preparación del estudio para rendir adecuadamente diversas evaluaciones. A continuación, presentamos consejos para implementar en aula o para sugerir en el tiempo de estudio personal.

  • Promueva técnicas de lectura y selección analítica de información

Sobre todo si en su curso las y los estudiantes deben consultar textos académicos, invítelos a revisar el video de Lectura y selección analítica de información disponible en este sitio web. En este material, podrán encontrar consejos para organizar su método de lectura y emplear técnicas que les permitan seleccionar y organizar las ideas clave de cada fuente consultada.

También puede invitar a sus estudiantes a que revisen rápidamente el método SQA (que permiten identificar qué saben previamente, qué quieren saber y qué aprendieron tras una lectura) y algunas recomendaciones para la toma de notas al margen en los vínculos incluidos en este párrafo.

Para trabajar las técnicas de selección analítica en su clase, puede incorporar recursos virtuales que favorecen el pensamiento analítico de forma integrada. Algunos de los recursos virtuales disponibles y gratuitos son: Kahoot, Mentimeter y Polleverywhere.

Si desea implementar el trabajo en la clase, considere las siguientes recomendaciones:

  1. Procure que las respuestas que den los estudiantes sean anónimas hasta la finalización de la actividad, para no causar incomodidad frente al curso ante una respuesta incorrecta.
  2. Algunas aplicaciones permiten volver a contestar la pregunta. En estos casos, fomente la discusión grupal antes de volver a contestar para que los estudiantes intercambien sus posturas y alcancen acuerdos.
  3. Corrija de forma general las respuestas erróneas, de forma que todos los estudiantes puedan comprender el razonamiento seguido por usted para llegar a la solución.
  4. Realice una pausa en el paso de contenidos, creando un espacio para socializar las dudas o incógnitas que surgen sobre el tema tratado.
  5. Contemple algunos minutos al final de la clase para que sus estudiantes puedan exponer sus reflexiones y conclusiones sobre los contenidos tratados en la sesión, de forma oral o escrita, lo que puede ser de utilidad para abordarlos en una siguiente oportunidad, o si fuera necesario, repasar ciertos elementos.
  • Promueva la toma de apuntes durante la clase

Aunque, por su función, la toma de apuntes es un proceso individual y responde a las características de cada estudiante, como docente puede modelar un tipo de toma de apuntes que favorezca el orden y comprensión de los temas tratados. Además, es relevante que pueda aclarar a sus estudiantes que la toma de apuntes en clases también considera la integración de lo estudiado en forma personal y que se puede complementar con dicho material en caso de existir.

  1. Invite a sus estudiantes a ver el video de Lectura y selección analítica de información en este sitio web, prestando atención a la técnica de toma de apuntes. También pueden revisar el resumen de la técnica en el material de profundización Método Cornell para la toma de apuntes.
  2. Mencione o muestre al inicio de la clase los temas que se tratarán, de forma que el estudiante tenga una noción de cuáles serán los contenidos y facilitar el orden de sus apuntes durante el transcurso de la clase.
  3. Promueva que los estudiantes compartan los apuntes tomados durante la clase en su plataforma de curso.
  • Promueva el uso de organizadores de la información

Para que los estudiantes puedan lograr una comprensión más acabada de los contenidos vistos en la clase, es relevante que como docente fomente y amplíe el uso de organizadores gráficos de información en el aula. Invite a sus estudiantes a revisar el video de Técnicas para la organización de la información disponible en este sitio web y, cuando sea posible, incorpore las estrategias en su clase. A continuación, se presentan dos tipos de organizadores con recomendaciones para el trabajo de clase:

Uso de cuadros comparativos

Esta estrategia resulta de utilidad en su clase cuando se abarcan muchos contenidos con características y elementos que pueden ser comparados entre sí.

  • Pida a sus estudiantes a que revisen la estrategia de cuadro comparativo en el video de Técnicas para la organización de la información disponible en este sitio web.
  • Modele un cuadro comparativo durante su cátedra, teniendo definidos los elementos y parámetros utilizados para comparar.
  • Complete el cuadro comparativo de forma colaborativa con sus estudiantes. Si es posible, dé la posibilidad de que ellos puedan crear un parámetro de comparación nuevo.
  • Si lo desea, puede utilizar esta técnica como una evaluación sumativa para medir el nivel de conocimiento de los estudiantes sobre el tema tratado.
Uso de mapas mentales

Esta técnica resulta de utilidad para poder evaluar el nivel de comprensión de los estudiantes respecto a un tema o problema en particular.

  1. Pida a sus estudiantes a que revisen la estrategia de mapas mentales en el video de Técnicas para la organización de la información disponible en este sitio web.
  2. Considere de forma previa los elementos que pueden ir contenidos en este organizador gráfico, de modo que sirvan como orientación para los estudiantes
  3. Utilice la pizarra y plumones de distintos colores, o bien, agrupe a los estudiantes para que creen su propio mapa mental en una hoja en blanco utilizando diferentes lápices.
  4. También puede promover el uso de recursos digitales como los disponibles en los siguientes sitios web: Mind Map Oline, Stormboard, Coggle, WiseMap.
  5. Durante la realización de esta estrategia, actúe como mediador de la actividad, resolviendo dudas sobre la organización y disposición de los elementos contenidos en el mapa mental.

Apoyar el aprendizaje de la matemática

El aprendizaje de la matemática a nivel superior implica un gran dominio de definiciones y teoremas que permiten reconocer problemas y encontrar respuestas contextualizadas a la exigencia de la actividad misma. Una actitud adecuada del estudiante requiere que durante las tareas intervenga directamente, lo que significa que debe formular enunciados, probar proposiciones, construir modelos, aplicar lenguaje, conceptos y teorías de manera individual y colectiva con el fin de tomar decisiones que le permita hallar resultados conforme a instrucción asignadas. A continuación, le presentamos algunas recomendaciones para promover el aprendizaje en el aula:

Consideraciones generales

  • Identificar y delimitar las habilidades necesarias para comprender y poner en práctica la asignatura

Antes de comenzar una clase, defina cuál o cuáles habilidades del pensamiento se comportan como básicas imprescindibles, es decir, aquellas que son fundamentales y requisitos para que los estudiantes puedan seguir aprendiendo y construyendo sus experiencias de aprendizaje. Algunas de estas comprenden aspectos comunicativos o del lenguaje: manejo de vocabulario específico para explicar situaciones o representaciones matemáticas; manejo conceptual de teorías específicas que posibilitan el entendimiento de problemas; aplicación de procedimientos o técnicas para encontrar resultados, entre otros.

  • Explicitar el esfuerzo esperado de los estudiantes

Comunique a los estudiantes los resultados de aprendizajes esperados en cada clase, en las evaluaciones y la asignatura. Es importante que el estudiante conozca cómo será evaluado y en qué aspectos específicos hay mayor relevancia (mayor asignación de puntaje). Para algunos es fundamental el manejo teórico de la asignatura, mientras que para otros es esencial el proceso que lleva al resultado más que este. Existen situaciones en que el resultado tiene mayor impacto que el proceso mismo. Todo depende del objetivo que persiga el docente. De esta manera, los estudiantes condensan sus esfuerzos sin mayores dificultades y pueden cumplir con el ramo atendiendo a las exigencias de este.

  • Evitar situaciones de ansiedad

Planifique y comunique oportunamente fechas de controles, evaluaciones, exámenes, disertaciones, entre otras formas de evaluar el aprendizaje. Intente evitar actividades no informadas con tiempo, puesto que aumenta la ansiedad en los estudiantes y estos no podrán demostrar su máximo potencial.

Sugerencias durante el desarrollo de la cátedra

  • Distribuir los procesos de enseñanza-aprendizaje de forma equilibrada

Organice la clase en periodos que concedan al estudiante la oportunidad de trabajar los conocimientos explicados. La planificación de la clase debe otorgar tiempos para que el estudiante desarrolle, mediante un ejercicio, enunciado, aplicación de estrategias, herramientas o técnicas, la información presentada. Es así como el estudiante da cuenta de lo aprendido y lo que falta por desarrollar, pudiendo gestionar la solicitud de ayuda y no esperar hasta las evaluaciones formativas para conocer su rendimiento en la asignatura.

  • Modelar situaciones, estructuras y problemas matemáticos

Enfoque las explicaciones en la exploración y experimentación de sucesos que permitan descubrir patrones, configuraciones y estructuras que faciliten la adquisición y comprensión de fórmulas, teorías y resultados. Intente ejemplificar los contenidos animando a que los estudiantes construyan una versión simplificada de los sistemas que se le presentan, mediante patrones claves con la utilización de lenguaje matemático. A partir del modelamiento matemático, los estudiantes logran aprender a utilizar representaciones de datos y seleccionar aquellos métodos más adecuados para resolver el problema que se les pide.

  • Promover un trabajo ordenado y metódico

En ciertos aspectos de la matemática, se demanda un trabajo meticuloso con los datos y la información para que se pueda operar con ella de forma adecuada. El trabajo estructurado con el tiempo se transforma en una práctica cotidiana que permite la liberación de recursos cognitivos, de tal manera que el estudiante puede enfocarse en la resolución de ejercicios.

  • Formular preguntas de indagación

Con el objetivo de explorar los conocimientos previos de los estudiantes y monitorear el progreso, es esencial generar instancias evaluativas durante el desarrollo de las actividades. Usted puede generar preguntas enfocadas a toda la clase o grupos específicos, evitando interrogaciones directas a ciertos estudiantes. Durante la indagación, puede dar cuenta de si los aprendizajes se han interiorizado en los estudiantes y tomar acciones para continuar con los contenidos o bien, repasar y explicar nuevamente. La indagación concede una instancia de evaluación práctica y contextualizada, en donde los estudiantes están siendo evaluados sin notarlo, ya que entienden que las preguntas son parte del proceso.

Sugerencias de evaluaciones

  • Promover tareas de evaluación orientadas al aprendizaje estratégico

Planee instancias en las que los estudiantes puedan valorar su avance frente a criterios previamente establecidos. Promueva estrategias transferibles permitiendo que sus estudiantes tomen decisiones sobre sus procesos y mejoren la autoconsciencia de sus necesidades formativas.

  • Entregar retroalimentación útil

Entregue al estudiante información sobre su desempeño y compárela con el desempeño esperado. Puede desarrollar los aspectos en los que debe mejorar a partir de esta comparación y aclare si los errores cometidos han sido por comprensión, aplicación de fórmulas, resultados obtenidos, argumentación u otros.

Manejar el estrés

Una de las principales dificultades de los estudiantes en el transcurso de sus estudios universitarios es el cansancio y malestar físico y/o mental asociado al estrés, el que muchas veces se produce por la sobrecarga de actividades, trabajos o tareas en periodos de tiempo acotados. Identificar qué es el estrés, qué lo produce, cómo se manifiesta y cómo se afronta puede ayudar a los docentes a comprender mejor a sus estudiantes.

El estrés es una respuesta normal del organismo ante las exigencias y demandas del entorno, o ante las propias autoexigencias. Algunos estudiantes saben cómo lidiar con esta respuesta, sin embargo, gran parte de los estudiantes, sobre todo de primer año, tiene dificultades a la hora de reconocer aquello que los estresa, identificar los síntomas del estrés y utilizar las estrategias de afrontamiento más adecuadas.

Para una panorámica de este fenómeno, revise el video ¿Cómo manejar el estrés académico? disponible en este sitio web. Recomiende a sus estudiantes que lo revisen para reconocer aspectos como los signos de alerta y algunas recomendaciones generales. A continuación, presentamos algunas estrategias que puede implementar en su clase para enfrentar este desafío.

  • Ayude a sus estudiantes a identificar los principales estresores y las estrategias de afrontamiento más efectivas para abordarlos

Considere estrategias diferenciadas para los periodos del semestre que tienden a ser más estresantes:

  1. En el inicio de semestre, por los cambios y el proceso de adaptación que este implica, entregue referencias y recomendaciones sobre cómo abordar el ramo y siga los consejos desarrollados en la primera parte de esta guía.
  2. En los periodos de pruebas y exámenes, ayude a planificar, anticipando fechas relevantes e indicando los periodos en los que se concentrará la mayor carga de trabajo. Modele algunas técnicas de planificación y mantenga disponible la planificación de su curso en la plataforma virtual que utilice. En caso de estudiantes de ciclo inicial, dé recordatorios y muestre la planificación cuando sea necesario, para motivar las estrategias de autorregulación.

Ante situaciones académicas que tienden a generar nerviosismo o ansiedad (como responder preguntas hechas por usted, salir a la pizarra o exponer frente al curso):

  1. Refiera que las evaluaciones generan estrés porque son una instancia de demostrar lo que se ha aprendido. Una manera de disminuir la tensión y expectativa al respecto es simular una circunstancia parecida.
  2. Frente a los contenidos complejos, modele técnicas o estrategias de estudio.
  3. Si detecta sintomatología del estrés en sus estudiantes (considerando signos físicos, emocionales, cognitivos o conductuales), establezca un contacto más personal con cada uno y sugiera la búsqueda de apoyo en las instancias que la universidad disponga para ello.

Ante contenidos complejos de comprender:

  1. Incentive el uso de estrategias de afrontamiento, tales como: estudiar en grupo aquellos contenidos de mayor dificultad, conocer y aplicar estrategias y técnicas de estudio adecuadas a cada contenido, asistir a clases o disminuir compromisos extracurriculares (en lo posible) en los periodos de mayor carga.
  • Fomente elementos que ayudan a los estudiantes a sentirse más seguros y menos estresados
  1. Entregue los resultados de una evaluación antes de la siguiente, pues esto ayuda a que los estudiantes sepan en qué se equivocaron y puedan orientar su estudio posterior.
  2. Realice evaluaciones coherentes con las estrategias utilizadas durante las clases, pues esto permite al estudiante anticipar las estrategias evaluativas y prepararse para ellas.
  3. Si la docencia del curso se realiza en equipo, busque mecanismos para evitar discrepancias tanto en la enseñanza como en la evaluación de los contenidos.
  4. Señale en cada actividad o evaluación qué es lo que se espera que el estudiante aprenda. Esto permite planificar y dirigir el estudio, disminuyendo la ansiedad.
  5. Use técnicas participativas en clases para contribuir a la disminución del estrés académico hacia el contenido. Las metodologías o estrategias de participación que promueven las emociones agradables o satisfactorias son aquellas en las que los estudiantes pueden opinar, participar, interactuar y debatir.
  6. Muestre interés y preocupación por sus estudiantes. Comparta sus experiencias y tenga un trato flexible con ellos. Valore, respete y reconozca el trabajo y esfuerzo de cada participante en su clase.
  • Monitoree y module la ansiedad durante las evaluaciones

La ansiedad es una respuesta emocional normal ante situaciones que consideramos inciertas, amenazantes o muy complejas. La intensidad y duración de dicha respuesta puede marcar la diferencia entre la ansiedad normal y la patológica. De modo general, antes de una prueba o examen, usted puede:

  1. Anticipar el tipo de pregunta que realizará (desarrollo, alternativa, selección múltiple, etc.), de modo que el estudiante pueda prever la mejor estrategia de estudio
  2. Explicitar las instrucciones, reglas o normas que regirán durante la evaluación y posterior a ella (periodo de corrección, ponderación de dicha evaluación, etc.)
  3. Durante la evaluación, recordarles a sus estudiantes que respiren profundo de forma constante si se sienten nerviosos, e instarlos a no detenerse en una pregunta si tienen dificultades, sino volver sobre ella al final.

En general, cuando nos enfrentemos a casos de estudiantes que presentan dificultades severas a la hora de exponer en público o de rendir un examen, siempre es conveniente hablar con ellos previamente y pedirles que busquen orientación en los profesionales de apoyo antes del día de la exposición, ya que desarrollar estas competencias es imprescindible en su formación como profesionales.

Finalmente, siempre es relevante estar informado sobre los espacios de salud mental o bienestar disponibles para derivar, de modo que el estudiante pueda obtener la ayuda que requiere por parte de los especialistas en la materia.